viernes, 19 de agosto de 2011

Mi respuesta a lo acontecido estos días






En vista de lo ocurrido, y lo que ocurre, estos últimos días. De saber de amigos con amigos detenidos, de ver a policías trasladar a curas en patrullas, como si fueran taxis, y de ver a gente que pide algo lícito como recibe golpes por respuesta. Ante todo esto me quedo sin palabras y solo puedo escuchar este tema de John Grant, "Where dreams go to die".

Nuestros sueños van a morir, están muriendo, como los que canta Grant en su canción.
¡Qué triste es todo joder!


5 comentarios:

VELPISTER dijo...

no es triste ángel, es una lucha, que no una guerra.
abrazo

pepe pereza dijo...

Ángel, amigo, unos nazis de mierda y unos cuantos curas no van a acabar con mis sueños, te lo aeguro.

PαulαLικα ©. dijo...

Toda la razón del mundo..tristísimo.

Eloísa A. dijo...

Doloroso, no triste.
Somos muchos entonando la melodía. Que aunque pueda sonar unísono somos batallón. Y eso es otra canción ;)

alf ölson dijo...

No, no, si está todo empezando, esto es solo el inicio, nada más, realmente aún han pasado pocas cosas, deben pasar más, se están mostrando cómo son y cómo somos y lo que no se quiere y lo que se quiere mantener o sustentar aunque no tenga ya razón de ser o en su "cómo" esté obsoleto, y todos estamos más atentos, observando, mostrando y señalando, estableciendo debates. Puede ser desagradable, violento, triste, envilecedor, o no, pero es enriquecedor, hay que ver, comprobar que muchas cosas han acabado y que otras empezarán y creo que para mejor... eso espero. Estamos vivos aunque fuera a pasar lo de siempre.