miércoles, 14 de julio de 2010

EL CUARTO DE LOS ODIOS NUMERADOS

4.

durante
más de tres años
he tenido
que acudir
al psicólogo
y medicarme
combatiendo la ansiedad

salas de espera
repletas
de ojos vacíos
caras sin almas
enganchadas
a las benzodiacepinas
que como yo
bregaban
con espadas de madera

lo jodido
de todo esto
es cuando tratas
de explicar
a los amigos
la familia
y algún despistado
el motivo de tu medicación

muchos de ellos
se ponían en guardia
al oírme

no todos
es cierto

probablemente
pensarían
que mi espada de madera
podría herirles
como un estilete

no te jode


Poema inédito de Voltios.

3 comentarios:

eltauromquico dijo...

No temo a tu espadita
Que parece un bastoncito
Lazarillo de seguridad
Para tu alma despistada
Sabiendo que la ansiedad
Es un mal comun a todos.

besos

Calipso dijo...

Es dificil hablar de estos temas, ya lo sabes Angel, desgraciadamente es asi, de todos modos, tu lo haces como siempre, y te queda un poema estupendo, me gusta leerte, sobre todo en estos dias.

Un abrazo angelillo

Sara Royo dijo...

El miedo es lo q más hiere, no la tristeza de los otros ni su ansiedad. No es fácil contar estas cosas, pero lo has bordao.

Un besico.