viernes, 27 de agosto de 2010

UN RECITAL PERDIDO-HETEROGENEOS V




Sólo hice de chófer de las señoritas Gallud y Montero. Me hubiese gustado mucho, pero que mucho quedarme, y más tras leer la crónica que Javi Pascual ha colgado en su blog y más abajo os dejo.

Motivos personales me dejaron fuera de esta historia en donde hubo muchos amig@s: Ada, Kenny, Pascu, Eva G., Nares, Sergio, etc,.

Puta pena, en fin. Os dejo con la crónica de Javier Pascual.


Magia, la noche de ayer tuvo magia. Cierto día oí decir a Kenny, que en el Rock ´n roll no hay fallos, sólo caminos diferentes, y ayer, hubo un camino diferente, el hecho de que no hubiese lámparas en la terraza del Sal y Canela, hizo que tuviéramos que leer a la luz de una linterna portátil, lo que daba un ambiente muy íntimo al recital y las presentaciones.

Intentaré seguir un orden cronológico de lo acontecido:


Presentó y empezó el recital Ada Menéndez, ya que Little Becky, era el organizador de tal evento, ánimo a estos talleres, porque además de organizar buenas veladas, es un medio para conocer, disfrutar, compartir y aprender de otros textos, de otras experiencias.

Como decía, Ada, leyó sus poemas, parte de “Abierta de piernas” y alguno del todavía inédito aunque pronto estará disponible “La mujer anochecía” implicando en algunos de los textos al siguiente en cuestión José Luis Gutiérrez, el 50/50 de Ada, tal y como demostraron en algunos de los poemas. Un buen comienzo, muy buen comienzo, para continuar con Eva Gallud, una voz dulce, que no dice cosas, que no recita versos, su voz te los pinta como una acuarela con un pincel suave, para dejar que poco a poco se sequen y permanezcan en tu cabeza.



Si no recuerdo mal, luego recitó Javier Pascual, del que no voy a hablar, porque por si algún despistado no se ha dado cuenta, es el del encabezamiento del blog.

Sergio Sánchez, para mi ayer, se ganó el cielo, Avilés – Pedrezuela, sólo por poesía, por pasar un rato allí con todos y recitar sus poemas, que merecen mucho la pena. Un buen tío, me alegro de habernos conocido y espero coincidir más veces.

Finalizó, Nares Montero, que no es una mujer orquesta, no.
No, porque se la queda corto, escribe, se encargó de las fotos, de muchas fotos, no soltó la sonrisa en toda la noche, recitó y creo que no le dejaron hacer más cosas, para que se nos viera un poco a los demás. Jejeje.

No todo acabó aquí, porque aun tenía que presentar el libro Kike Suárez (Babas) “días de speed a falta de rosas” como el dice, son relatos cortos, algunos tan cortos que parecen poemas. Genial, pero sobre todo a parte de su clase, que no soy yo quien va a venir a descubrir, tuvo un detalle, con todos los allí presentes, que personalmente me llegó, ya que antes de hablar nada de su libro, recitó un poema de cada uno de los que allí estábamos.

Ni voz ni bótox, tocaron cuatro temitas en acústico para hacer un intermedio, antes de que Ramiro Lapiedra, presentara su “Epifanía, un rodaje porno” exponiendo sin tapujos, sus experiencias detrás de las cámaras, su vida. Vicios, fiestas, orgías, remordimientos, dudas…

Tras la lectura de un cadáver exquisito que montamos, finalizó la velada. Gracias a todos los participantes y a los organizadores, porque realmente, para mi fue una muy buena noche.

Extraído del blog de Javier Pascual

Voltios dixit.

1 comentario:

Javier Pascual dijo...

Pregunté por ti. Espero que nos encontremos en la próxima, que nos va costando.jejeje.