miércoles, 6 de febrero de 2013

Vuelvo a los poemas realistas en los que nací



llevo una temporada haciendo poemas realistas, basados en mi experiencia laboral, aquí os dejo uno de ellos:


golpeas con ambos puños la puerta cargada de desesperación
mientras las mariposas que te acompañaron en el viaje de ida
son desalojadas de tu estómago

dentro
la barbaridad se distrae con hachís y alcohol
prometiendo un infierno a tu hija

denunciar fue un gesto estúpido más que heroico

devuelta a tu país donde los tiburones afilan colmillos

la niña crecerá con las mismas mariposas
de plástico
y alambre


5 comentarios:

Íntimo fárrago dijo...

Tremendo. Sobrecogedoramente triste.

Ángel Muñoz dijo...

Cierto íntimo fárrago, gracias por pasar.

evarpicazo dijo...

tú trabajo es tan duro muchas veces que ¿cómo no contarlo? besos

P a t. dijo...

la niña crecerá con las mismas mariposas
de plástico
y alambre

Me ha gustado tu vuelta :)

Ángel Muñoz dijo...

Gracias Pat y Eva, siempre es bueno saber que opinan de ti.