miércoles, 17 de marzo de 2010

SAKURA



A VECES


A veces vuelvo muy tarde

de desgarrar la noche

con uñas de cerveza

y cuando bajo mi calle

meto el corazón

en el aro del llavero

-el dedo, quiero decir-

y empuño la del cerrojo

como un nudillo satélite

por si tengo que defenderme

del alcohol oscuro

que ciega algunos ojos

y babea de los labios

muertos

de los imberbes cocidos

que siempre tienen algo que gritarte

a estas horas negras.

Ésos que al sol no se atreven

ni a mirarte a la cara

de pura vergüenza

de cómo siembran el parque

con los cristales

de sus vidas rotas.



Para mi lo hace muy bien.

Es una joven poeta que he descubierto hace muy poquito. Escribe con el pseudónimo de Sakura, y te puedo decir que ir a su blog va a ser todo un descubrimiento.

A mi, con este poema, ha conseguido abrirme las carnes. Tú verás.

Voltios dixit.


Foto inédita de Voltios.

5 comentarios:

Sakura dijo...

¡Voltios, muchas gracias! ¡Qué honor!

Jorge dijo...

Se me pasó comentarlo ayer...si que lo hace bien, sí.
Voy a darme una vuelta por su blog.

Voltios dijo...

el placer fue mío, de verdad, no te miento, un besote.

Voltios dijo...

harás bien jorge, es muy interesante.

santiago tena dijo...

una poeta, una mujer, una amiga, comparto tu admiración, ángel, por muchos motivos