jueves, 4 de marzo de 2010

UN POEMA DE JOSÉ ÁNGEL BARRUECO




la fuente de la vida

lluvia, frío, viento
y a veces algo de nieve

ese era el panorama
del que disfrutamos
hace poco en Praga,
mi chica y yo

errábamos por
calles con aristas kafkianas
y yo iba hundido:
las noticias no eran buenas

durante aquellos paseos
luchaba por no desmoronarme

sólo podía pensar en
algunos versos sueltos
de javier das y de
ana pérez cañamares

no dejaba de imaginar
qué aspecto tendría ella
cuando se quedara sin pelo
y sin fuerzas por la quimio

ella:
me refiero a mi madre,
la que me dio la vida

esta vida que aún sufre,
este corazón hecho jirones
allá, perdido en algún rincón
de las calles grises de Praga.





José Angel Barrueco, Inédito


foto acompañando el texto inédita de Voltios

P.D: Gracias tocayo por estos textos.

4 comentarios:

trovador errante dijo...

Hace poco lo vivi de cerca, la madre de mi mejor amigo. Y su entereza, con su hijo mayor muy lejos, es un ejemplo de ganas de vivir.

Un abrazo Angel, y otro para Barru.
Kike

jorge dijo...

la primera impresión de ver a una madre sin pelo no es agradable pero se supera con cariño.
yo escribí esto a mi madre después del segundo cáncer:
ha perdido cuatro vidas
(una por cada hijo)
dos se las dejó escapar
en los trópicos de cáncer,
y como ella es así
el aliento que le resta
lo reparte
como herencia en vida
a las manos de un poeta
para paliar sin rima
los años que se esfumaron
dándole de comer hasta las cinco.

un saludo

Voltios dijo...

kike, en cuanto te vea te pego un fuerte abrazo y nos tomamos una caña fijo, eres un gran tipo.

Voltios dijo...

hostia jorge, no, si en cada casa cuecen habas, mucho ánimo amigo, de verdad, y tu poema increíble, te lo voy a tomar prestado para subirlo un día. gracias.