viernes, 1 de marzo de 2013

EL LADRÓN DE PERAS de Felipe Zapico





27 
Aspiro a poco, 
o tal vez a mucho, 
contrastar las estaciones, 
disfrutar de los ciclos lunares, 
si estoy en el mar deleitarme con el sinfín de las mareas. 
Otra luna llena de agosto, 
esta vez no nació roja de sangre atrasada, 
sobre las cinco de la mañana iluminaba el huerto, 
el seto, los arcos de los rosales, 
iluminaba tanto que hasta creí verte. 

El ladrón de peras
Autor: Felipe Zapico 
Prólogo de Gsús Bonilla
Editorial Origami