sábado, 20 de febrero de 2010

UN POEMA DE PEPE ZUÑIGA



Confesión

.
Y una vez lo digo
y una y otra más,
cien si es menester
lo digo, diré,
graznaré, lo grito
a gerundio vivo.

Cavilando vengo
desde hace unos días:
rapaz, carroñera
de blablablerías,
quebrantapalabras
de los arrabales,
dónde.

Lo digo: en esencia
nunca tengo nada
que decir.



Traigo este poema de mi amigo José Zúñiga porque refleja muy bien una situación que muchas veces me sucede. El no saber que decir porque realmente no tengo muchas veces nada que decir.

Creo que Pepe lo explica muy bien en estos versos que he querido acompañar de la foto de más arriba, porque hasta la pata tiene más que decir a veces que nosotros, pese a que no hable....

Foto inédita de Voltios.

2 comentarios:

Calipso dijo...

Gracias por traernos este poema de Zuñi.

Un abrazo para los dos.

Voltios dijo...

De nada paz, las gracias siempre a ti.