martes, 3 de noviembre de 2009

HOY CUATRO POST, PERO MERECIDOS



















diferencias


tenía dos abuelos
como todos

uno
luchó en el bando nacionalista
sin serlo
le tocó
como te puede tocar
la lotería
y eso que intentó
un par de veces
huir
para cambiarse de frente
jugándose el tipo
y sobreviviendo
a dos fusilamientos torpes
en las tapias
de algún camposanto

el otro
con apenas dieciocho años
estuvo del lado republicano
sin serlo
tampoco era nacionalista
era minero

a esa edad
importa más
el hambre de tu casa
que empuñar un fusil

pero no intentó huir

la herencia de ambos
un millar de muertos
en los ojos

centenares de tiros pegados

y heridas de metralla
en la espalda
o una pierna

volviendo a casa
con las manos vacías
mientras otros
no podían cerrarlas

por tanto botín atrapado



Foto y texto inédito de Voltios.

20 comentarios:

LUMPENPO dijo...

Muy buen poema de batallas perdidas y ajenas.
Saludos

Begoña Leonardo dijo...

Con esa ternura que resulta cruda después de la primera capa, que la vida ES, no hace falta decirlo.

Achuchón.

AnaSáenz dijo...

lo peor la desolación de la herencia que deja huella

besos

u minúscula dijo...

besitos, voltios

Edu dijo...

De esos sacrificios de trinchera, algunos hicieron botin y beneficio durante cuarente años y otros ahora viven de la memoria de una lucha que traicionaron.
Un Saludo

pepe pereza dijo...

me gusta
abrazo

Calipso dijo...

Con las manos vacias mientras otros no podian cerrarlas.

Muy bueno el poema, emotivo como pocos, me llega hondo, el final, desolador, crudo, y real como solo la vida puede serlo.

Un abrazo

La abuela frescotona dijo...

el destino se cumple siempre, poniendo a cada uno en su vereda, también cumple cuando pone en las manos de algunos la escoria merecida. te abrazo querido amigo.

Javier Pascual dijo...

vaya herencia tan real.
Vaya miseria de vida después, que suerte hemos tenido los un poco más jovenes.
Un abrazo.

Angel dijo...

asi es lumpenpo, batallas perdidas y ganadas, como todos o casi todos los de entonces.

Voltios dijo...

gracias bego por tu sinceridad, abrazos.

Voltios dijo...

es cierto ana, deja mucha huella, mucha huella. un abrazo y gracias ana por tus generosos comentarios siempre.

Voltios dijo...

ídem rebe, a ver cuando nos vemos, un abrazote.

Voltios dijo...

lo clavaste edu, sí señor, te veo el domingo y ya nos tomamos algo juntos, abrazos.

Voltios dijo...

gracias pepe, me alegro que te guste.

Voltios dijo...

no sé porque pero siempre espero el comentario tuyo en cada entrada que hago de poemas míos, calipso, y siempre me encanta leerla, de verdad, no te miento, un placer. abrazos paz.

Voltios dijo...

cierto cierto abuela, escoria en las manos que se lo merecen.

Voltios dijo...

pues sí, hubiese sido horroroso javi vivir mínimamente esa época, lo digo por el sufriemiento que se tuvo que ver y padecer.

Calipso dijo...

Voltios, me alegra que me digas eso, me gusta comentarte, aunque ya sabes que poco lirismo puedo aportar, pues yo no soy literata ni entendida entre las letras.

A pesar de todo eso, me encanta leerte, y por supuesto comentarte, aunque muchas de las veces sea para decir poco :)

Un abrazo muchachito

Voltios dijo...

gracias calipso.