viernes, 27 de noviembre de 2009

CONSIGNADOS




zona de consigna

pude llenar a tiempo
la aceitera

sacar la basura
y reponer la bolsa

fregar los platos
con agua caliente
para deshacer
la grasa

y a ese vagón de tercera
te juro
que no hubiese sido difícil
de adaptarse

ni subir las maletas

ni amoldar el culo
al asiento

ni siquiera
soportar la aspereza
de las sábanas
que el hotel nos brindaba

si el empapado pavimento
no se nos hubiera cruzado

mientras te esperaba
con el equipaje
en la zona de consigna





Poema y foto inédito de Voltios.

21 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

así nos sorprende la vida, dejandonos esperando en el anden....abrazos querido amigo

Anónimo dijo...

Si quedas con Santiago "Tenalady" ve con la vejiga llena. Él te explicará para qué.

virgi dijo...

Tantas cosas, tantas posibilidades...y en un segundo se nos cambia la vida.
Las farolas entre el pentagrama...¿cuándo llegan las notas?

Un abrazo

ana sáenz dijo...

la vida tiene de todo ángel, afortunadamente no hay mal que dure cien años

un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

¿Quedarse a dos velas? ¿A dos farolas? ¿Con la miel en los labios, Ángel?. Maldito pavimento. Siempre la espera.

Luisa dijo...

Hay esperas que nunca llegan.

Gracias por pasarte.

pepe pereza dijo...

otra vez será. Me gustan todos tus poemas.
Abrazo

Begoña Leonardo dijo...

Hay que salir y encontrarse con la vida de frente, y si pone mala cara peor para ella...

Arrumacos con mantita que el viento arrecia.

alfaro dijo...

La palabra consigna, así al final, consigna donde se guarda el equipaje, quizá hasta donde se guardan algunas pérdidas, pero siempre se regresa a recoger...
me ha sorprendido el final.
Un abrazo.

Calipso dijo...

Tu espera en la consigna, me sabe a la espera en un anden, de viento frio, y nubes grises, una espera a un tren del que nunca baja la persona esperada.

Triste, pero bueno Angel.

Animo estos ultimos dias de Noviembre.

Voltios dijo...

así es abuela y no hay más.

Voltios dijo...

anónimo no entiendo tampoco el motivo de usar mi blog para ofender a santi tena, y como estas cosas no las acepto espero no vuelvas a usar mi casa para ello.

Voltios dijo...

me alegro que te guste virgi, y sí, esa era la intención del poema, las notas o farolas entre el pentagrama o cables.

Voltios dijo...

así es ana, así es ana gracias infinitas por seguir pasandote por mi casa.

Voltios dijo...

así es maestro zuñi, maldito y odiado pavimento pegajoso y despreciable.

Voltios dijo...

gracias a ti luisa por venir, unplacer y un abrazo.

Voltios dijo...

gracias pepe, tío valoro mucho tus palabras.

Voltios dijo...

eso es cierto bego, y por supuesto que mantita, radiador y café calentito que ya se va necesitando.

Voltios dijo...

me alegro maría josé o alfaro que te sorprenda el final, con eso me gusta jugar siempre con finales un poco redondos y sorprendentes.

Voltios dijo...

gracias paz, tristes días de noviembre pero necesarios para el alma, asi de cierto.

reltih dijo...

excelente escrito mi amigo. un abrazo