jueves, 26 de noviembre de 2009

GRACIAS

















consejo 3


la gente
te dice
con toda confianza

constrúyete un futuro

y no está mal
digo las palabras
como consejo

pero no sé si saben
o no se acuerdan
de caer
en que por ahí
hay otros
malnacidos
que vienen a zarandear
los andamios
de tu edificio

para construir el suyo


encima










Poema inédito de Voltios.


No me ha salido otra cosa a día de hoy, y la verdad poco o mucho importa, pero como dije que no quería dejar de hacer cosas aquí estoy ocupándome de mi blog. Con un poemilla, quizá ni eso, pues no creo que alcance la categoría de tal. Os agradezco a todos las palabras, pero prefiero cortar un pelín por lo sano, más que nada por el escozor todavía en la herida abierta. Gracias por la compresión. Seguimos en la brecha.

11 comentarios:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Voltios dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Calipso dijo...

Voltios, prefiero no pensar en los que construyen sobre las ruinas de otro, la verdad que es bello el poema, crudo como acostumbra la vida a ser.

yo hoy, prefiero regalarme una cegera, y pensar, en todo lo bueno que hay , aunque lo malo a veces lo supere con creces.

Un abrazo

Siab-MiprincesaAzul dijo...

Mira q estoy pasando justo por eso jajajaja
Pero siempre hay q tratar de q nuestros andamios sean mas fuertes para q no caigan :D
un beso!!

ana sáenz dijo...

pon buenos cimientos en todo lo que hagas y nunca se caerá

besos ángel

Angel dijo...

es cierto paz, ponerse algo, lo que sea, delante de los ojos es lo mejor.

ojos que no ven corazón que no siente.

Angel dijo...

así es siab, construirse uno a sí mismo lo más fuerte que pueda día a día. un abrazo chica

Angel dijo...

gracias ana, de verdad, no se me había ocurrido el consejo, pero gracias por dármelo.

Anónimo dijo...

Angel creo que el intringulis de la vida consiste en que no tengas nunca tu castillo de naipes totalmente montado, pues ahí es cuando uno se confía y es cuando más dura es la leche que te puedes pegar. Yo quizás por los duros reveses de la vida que alguno que otro me ha dado, lo dejo siempre a medio construir, para que así si algún malnacido viene a zarandear como dices, que caiga poco.

Quizás como consejo no vale, pero es mi manera de verlo.

Un abrazo hermano

Voltios dijo...

zenkiu willy.