domingo, 25 de abril de 2010

DESTROYER DE ILLESCAS



Empezaremos por el principio, pues hay tanto que contar que uno no sabe por qué lugar agarrarlo. Trataré de hacerlo de una manera objetiva y, sobre todo, siendo fiel a lo que ayer aconteció: un megarecital de la hostia organizado por el Kebran.


Yo andaba de cumpleaños. Sí, de cumpleaños, en casa de unos buenos amigos, cuando caí en que las seis menos diez se acercaban para largarme a Atocha y recoger a Ana Patricia Moya y Javi Belinchón. Malabares y mil malabares para malaparcar al lado de unas obras. Caos y carreras por Atocha, pues no conseguíamos, móvil en oreja, encontrarnos los tres. Al final, con mucha paciencia y temple casi damos con nuestros huesos en la glorieta de Atocha para vernos, y eso que habíamos quedado en el hall del AVE. En fin, cosas de la providencia.

Salimos a toda pastilla y cuando llegamos a por mi coche, los agentes de movilidad estaban planteándose denunciarme y retirarlo con grúa. Menos mal que hablando con la simpática agente nos hizo el favor de marcharnos límpios.

Después vino lo fácil. Viaje tranquilo y con una amena conversación hasta tierras manchegas con la directora jefa de Groenlandia y mi buen amigo Belinchón.

Próxima parada: Illescas.

Llegamos a eso de las siete y cuarto, más o menos, y en la misma plaza de la iglesia, en una terracita, ya estaban dando cuenta de unas buenas cervezas: Ángel González (vaya camisa de chiquito que te curraste amigo, jejejeje), Kutxi Romero (cantante de Marea y un tío con más vidas que un gato), el sorprendente Sor Kampana ( pidiendo siempre su martillo) y mis brothers David González y el jefe del cotarro, Kebran.

Hicimos mesa redonda en la terraza, Sor Kampana contándonos batallas al ritmo de las mismas historias que Kutxi nos contaba. En fin, fue un deleite estar rodeado de tanto arte y tanta vida, para que cojones os voy a engañar.

Cuando el maestro de ceremonias decidió que ya era la hora. En dos coches, los allí presentes nos trasladamos hacia el CASINO de Esquivias en la Plaza de España, lugar en el que se daría un recital difícil de superar.

Ana patri, Belinchón, Kutxi y mi menda en un buga. Ángel González, David, Kebran y Sor Kampana en el otro.

El viaje fue breve, apenas seis kilómetros, en los cuales Kutxi derrochó simpatía, vida y mil nuevas historias.

Allí en la plaza nos esperaban dos buenos amigos: Esteban Gutierrez (Bacovicius) y Luisa, que pedazo de tipos y de personas.

Al poquito, el resto, Manuel y Ana Pérez Cañamares (qué ganas tenía de abrazarlos joder a los dos), Gsus Bonilla y Mónica (hablé poco con el compadre pero es que eramos tantos que resultaba imposible abarcar todas las conversaciones), Adriana Bañares (por fin nos conocimos en persona) y después Eva Márquez bien acompañada en moto (un cielo como siempre), el sorpresón de la noche (el gran Javier Pascual de NI VOZ NI BOTOX) y el último, mi querido amigo y hermano Antonio Díez.

Eché en falta a Barrueco, de veras, pero el colega andaba malo con el estómago, como yo hoy, y no pudo acudir. Que sepas Barru que se te tuvo en mente y David leyó un poema tuyo sobre Raúl Núñez.

Vino gente de fuera a vernos, no querían perdérselo, y yo se lo agradecí enormemente: hablo de Paz Hernández (Calipso) y de Rober (Casiarturo), mil gracias chicos.

Luego vino el recital. Antes, eso sí, un gran picnic que nos montó el grandísimo ANTONIO, dueño del garito. Tanto que tenía la panza llenísima y no sabía si luego sería capaz de recitar.

Kebran nos colocó por riguroso orden:

-primera tanda: Abel Aparicio, Gsus Bonilla, Ángel González, Javier Belinchón, Adriana Bañares, Eva Márquez y Antonio Torrejón. (Sé que este no es el orden pero sí los que recitaron en el primer bloque).

Antes, por cierto, el Kebran y el increíble hombre irónico (Julito Vegas), hicieron de maestros de ceremonias y Andrés se marcó un gran relato corto para dar el pistoletazo de salida.

- la segunda tanda: Ana Patricia Moya, mi menda (Voltios), Bacovicius, Antonio Díez, Ana Pérez Cañamares, Javi Pascual y Sor Kampana.

El baño, merecido, de multitudes se lo llevaron David González y Kutxi Romero (el cual se empeñó en decir que no era poeta, dando muestras de todo lo contrario).

El resto, cada uno supo cuando tomar el camino de retorno y si continuar o no la noche.

Me llevé grandes momentos, abrazos, besos y regalos.





La Fanzine 2 también me la regaló Adriana Bañares, a la que desde aquí le doy un fuerte abrazo y las mil gracias.





El nuevo libro de David, a quién sorprendí regalándole un zippo, pues los colecciona y el sabor de la gasolina en los truja le encanta.

Un par de libros de arte que Ana Patricia me trajo desde su Córdoba natal: Modigliani y Rousseau.

Y una publicación irónica y extraña de Sor Kampana que tengo ganas de leer.

Gracias a todos, todos los que estuvisteis allí, los del recital y también a Luisa, Paz y Rober. Mil gracias.

Y por encima de todo al señor KEBRANTAVERSOS, por liarla parda.

Fotos tengo, y ya las iré colocando.

Voltios dixit.


P.D: De los poemas leídos, si os soy sincero, fueron tantos, que no recuerdo más que retazos, pero si hago memoria, no dudeis que los iré colgando.
También me acuerdo de los que quisieron ir y no pudieron: Jaime Llorente, Nares Montero y my brother Willy.

4 comentarios:

Luisa dijo...

Ha sido una noche para el recuerdo. Lo pasé genial y había tanta gente que aquello parecía el metro. Un éxito absoluto. Mis felicitaciones al Kebran por su buena organización y un beso para todos, otro para ti, Voltios.

Jorge dijo...

Qué envidia!
Cuánta gente buena y cuanto arte en un mismo día.
Me alegro que lo pasarais muy bien y saliera todo estupendo. ;)

Un abrazo!

PD: El 8 de mayo estaré en Madrid, espero que me de tiempo a acercarme a la expo Retratos y que nos podamos ver. (También estaré el 28mayo)

Anónimo dijo...

Bueno, tan solo decirte que me alegro que saliera a pedir de boca hermano.

Un abrazo fuerte.

Calipso dijo...

Un placer estar y poder disfrutar de la noche y de vosotros.

Un gran abrazo