jueves, 29 de abril de 2010

UN POEMA MÍO




al otro lado de la línea


qué coño
quiere esta sociedad
de mi

qué coño



te soy honesto
se llama Carol
peruana
tiene dos trabajos
uno de mañana
vendiendo
a domicilio

come de tupper
en el metro
camino
del otro curro
a coger teléfono
durante cinco horas

llega a casa
destrozada
a tiempo
para dar la cena
a su crío
y su marido
harto
también
de poner ladrillos

y esta cantinela
todos los putos días

qué coño
quiere este país
de mi



me interroga
desde su puesto
de teleoperadora
en un call center
de mierda
desahogándose
con el primer cliente
de la tarde
o sea yo

y la escucho
aunque mi tarjeta
de débito
se ha quedado
pillada
en el cajero


qué coño
quiere este país
de mi


me repite
o se repite
desesperada

nada
le respondo

nada
Carol


Poema inspirado en hechos reales y foto inéditos de Voltios.



8 comentarios:

Calipso dijo...

Muy bueno, transmites la impotencia que sentimos todos.

Un abrazo

Jose Zúñiga dijo...

La impotencia de Carol se la trae floja a este país.

santiago tena dijo...

justicia, eso quiero yo de este país, justicia que nos vea iguales seamos de donde seamos, caray

un abrazo

virgi dijo...

Algún he de conocer a este chico, tan humano, realista, lúcido y tierno.
Te visito porque SÍ, porque me abres la visión, porque me encantas, porque eres un rayo de vida. Lo veo, lo siento, lo sé.

Muaksssssssssssss

Baiba dijo...

Así estamos muchos, o compaginando curros de mierda porque con uno no te llega para pagar todo, o buscando algo mejor y mientras tanto aguantando lo que nos echen :(

atrocity exhibition dijo...

Es bueno, Voltios...
y te juro que he conocido a tías así, porque trabajo (cuando hay trabajo) en la construcción y he hablado y hablo con mucha gente...
sé más de rollo social e integración que el propio Zapatero, porque ese no creo que trabaje en ninguna obra, no?
(y de los de la derecha mejor ni hablar, verdad?)
yo estoy abajo, con los del escalafón inferior... y me siento cómodo, muy cómodo, porque vivo integrado en la verdad absoluta de la "supervivencia laboral", fuera de burbujas mediáticas de mierda...
creo que sí, creo que conzoco a Carol,la peruana...
incluso creo que he trabajado con su marido en alguna obra esclavizante, como la del hotel W de Barcelona el año pasado,
sí, Voltios, creo que conozco a Carol...
y a unas cuantas más como ella...
un abrazo de obrero,
Vara

Santiago Bertault dijo...

¿A ti de pequeño ya te gustaba leer a Blas de Otero no?
Un abrazo

Casiarturo dijo...

Que grande Voltios, te superas...