jueves, 29 de abril de 2010

UN POEMA DE ANTONIO DÍEZ


Cuando me despierte
resacoso y cansado
el día después de cumplir
treinta y cuatro años

y despistado y tembloroso
me levante
solo

y cuando en calzoncillos y chancletas
vaya hasta la cocina
sucia y mal iluminada

mi cocina

a beber agua
a intentar prepararme un café

y cuando con torpeza
rompa otro vaso
o mejor / o peor
la taza que le regalaron a mi ex novia por reyes

a la que ya no vive conmigo desde hace algunos años

cuando se me escurra
esa taza entre las manos
y se me haga añicos contra el suelo

por la resaca
por el cansancio
por el despiste
por los temblores
por la mala iluminación de la cocina

por la torpeza

no me hundiré:
recogeré los trozos como los guijarros del cuento

porque recordaré que de niño
vivía enfrente de un descampado
donde jugábamos entre piedras

y cuando levantábamos alguna
allí
inexplicablemente
siempre había
vida


Es un placer para mi tener un poema de este tío, la foto es inédita de Voltios.

2 comentarios:

Calipso dijo...

Un placer leer este poema que ya escuchamos de viva voz.

Un gran abrazo Angel, que tengas una tarde estupenda, siento mucho no poder estar!

virgi dijo...

Una maravilla, qué genial para mí visitarte.