miércoles, 17 de octubre de 2012

de un nuevo tropiezo y como levantarse sin que duelan las rodillas demasiado







“perdón por la mosletia no quería
despertarla señora no quería
perdón por la molestia si he gritado
han sido algún recuerdo y el alcohol…” (Julio Reija)





cada vez con mayor frecuencia intento repararme
donde la música decapita puntas de icebergs


la asiduidad del gris es coetánea


el resto es un bostezo inútil
por no tropezar tres veces
y los pájaros ataquen con furia
a todas las sombras con las que me cruce


sé que existe una piel quemada al sol
una voz falsa en formato gemido cuestionando el alcohol que bebí


después la lluvia


la lluvia pasa sin ser invitada
e invade las lámparas de un salón vacío


transmitir es algo en lo que siempre trabajo


arranco pestañas al miedo
en una cuenta atrás que creo está manipulada


decidí que un barrio tranquilo
no inclinaría más mi cuello


borrar las huellas de los despropósitos no es suficiente


callar demasiadas cosas
permitirá que me harte muy pronto de mí


poema inédito de Ángel Muñoz

2 comentarios:

Íntimo fárrago dijo...

Me gustan mucho, mucho, las imágenes.
-Ah! El enchufe lo tenéis averiado, avisad a un técnico... No ha habido bajas-

Nená

Ángel Muñoz dijo...

Jajajajajajajajajaj ,muchas gracias amigo. Me alegro que no te electrocutaras.