martes, 19 de enero de 2010

DE PUERTAS



alone with the rain



llovía
afuera
muy fuerte

la puerta del bar
al no encajar
a la perfección
en su sitio
permitía entrar
bocanadas
de frío
que en mi posición
me helaban las costillas

poca gente
muy poca
si acaso la camarera

un tipo solitario al fondo
enfrascado
en la lectura
de un periódico

y alguien
que a mis espaldas
abandonaba el lugar
jugándosela en la calle
con el frío
y el torrente de agua

queriendo parecer interesante
pedí un martini
rojo

he de reconocer
que también lo hice
porque la botella
pillaba
en la otra punta de la barra
y así
al girarse
podría verle el culo
a la camarera
el cual
ofrecía mejor cara
que su pronunciada nariz

el lector
realizó
la misma operación
que su antecesor

abrir bien la puerta
dejar que un ejército
de gotas de agua
atacasen el local
y permitir
que el frío
las escoltase

decidí seguir
contemplando el trasero
hasta que girándose
me espetó
si podía cerrar la puerta

creo que me pilló
pero no debió molestarle
es más
sonrió
ante la posibilidad
de que alguien se fijase
en ella
esa noche
y si te soy honesto
capté aquello y mucho más

porqué no

me interrogué

cerrar una puerta
que anda medio podrida
para abrir otra

dándome una tregua
pequeña
en la que no tenga
que empaparme
como últimamente
más por fuera
que por dentro



Poema y foto inédita de Voltios.

Por cierto, el modelo de la foto es mi queridísimo Metrini.

20 comentarios:

Mercedes dijo...

Bonita manera de contar un hecho cotidiano o susurrar tus deseos mezclado con un hecho cotidiano. Nos quedamos con las ganas de saber si se abrió aquella puerta que traía otras humedades.
Un gozo pasar por aquí.
Nos vemos.

Calipso dijo...

Pues estaba yo pensando si eras tu el de la foto, por el parecido razonable, y veo que es Mentrini :), la fotografia, es realmente buena, me ha gustado mucho.

El poema, solitario y decadente, como las calles de madrid cubiertas de niebla, algo de excepticismo un poco de misterio.

Me ha gustado, tiene un aire diferente.

Un abrazo Vol

ana sáenz dijo...

me encanta la fotografía, y el poema, pues como todo lo que escribes, en tu estilo, muy bueno

un beso, ángel

pepe pereza dijo...

Que peligro tienen las camareras.
Amigo, poema cojonudo, como siempre.
Abrazo

Jose Zúñiga dijo...

Te lo iba a preguntar, lo de la foto, pero veo que lo aclaras al final. Saludos al gran Metrini.
Buen poema narrativo.

alfaro dijo...

He ido leyendo despacio y me he sonreído, cierta dosis de ironía al final.

Anónimo dijo...

Cuanto hacía que no dejaba constancia por aquí? puff creo que mil.

Lo primero ya sabes por qué, te lo conté en casa, sí, soy un poco torpe con la informática, es lo que tiene.

Segundo, grandioso poema, ya me dirás donde están ese tipo de tabernas-mujeres, porque a mí esas cosas no me pasan en mi dia a día ni de broma.

La foto... juas ni me acordaba de ella.

Un abrazo y de nuevo volveré a la brecha a seguir posteando por aquí.

Bibiana Poveda dijo...

"hay puertas que se cierran hay puertas que se sueldan... desde arriba y desde abajo, desde adentro y desde afuera... como usted prefiera".
y se abre otra. me gusta la "relación", me gusta esa camarera gauchita...
y la foto, espectacular.
vuelvo pronto, abrazo, voltios!

La abuela frescotona dijo...

ESAS NOCHES SOLITARIAS, CON LOS APUNTES DE LA FACU, SOLÍA ESTUDIAR EN EL BAR DE LA ESQUINA, NO QUERÍA ESTAR SOLA Y ESTABA CALENTITO- TU ESCRITO QUERIDO VOLTIOS ME TRAJO ESE LEJANO RECUERDO, COMO SIEMPRE ME GUSTAN TUS ESCRITOS

☆Vale dijo...

Me gusta el final.

Voltios dijo...

gracias de verdad mercedes, gracias.

Voltios dijo...

la verdad, y aunque nosotros no nos saquemos parecido, sí ,es metrini, paz, mi hermano y me alegro que te gustase el poema.

Voltios dijo...

y a mi tus palabras, y lo sabes ana.

Voltios dijo...

no lo sabes tu bien pepe, gracias tío.

Voltios dijo...

gracias zuñi, y sí, es metrini.

Voltios dijo...

la encontraste, la encontraste, y me alegro alfaro.

Voltios dijo...

willyyyyyyyyyyyyy queridísimo un placer verte por aki.

Voltios dijo...

vuelve cuando quieras bibiana, la puerta está abierta, pero no tardes tanto por favor.

Voltios dijo...

gracias abuela, me alegra que te traiga recuerdos.

Voltios dijo...

gracias valentina, y a mi que te guste.