martes, 12 de enero de 2010

SITUACIONES DE LA VIDA





el insomnio

otra vez
me había sorprendido
la madrugada
despierto

no era ocasional

de hecho
últimamente
ocurría a menudo

eso de que
a las tres
o tres y media
abriese los ojos
para no conciliar
hasta más tarde

acudí al baño
en silencio
a oscuras
apartando la sábana
y envolviendo
tu dormido cuerpo
con ella

pude oír
la puerta de un coche
que alguien cierra

el autobús nocturno
recogiendo viajeros
atemporales

encendí la luz
y cerré la puerta
con la intención
de recrearme
en ese espacio
propio

la libreta en una mano
el boli en la otra
sentado en el frío suelo
y la espalda
apoyada en la bañera

mentiría
si dijese
el tiempo
que estuve allí
despierto
hasta amodorrarme
inclinando la barbilla
sobre el pecho

debiste abrir
la puerta
pues nunca
echo el pestillo
por seguridad

zarandeaste
con dulzura
mi cabeza

y con los ojos cargados
de recién despierta
me pediste
en un tono cariñoso
si podía apartarme
para que hicieses pis

lo último que vi
fueron tus blancas piernas
y el tatuaje del tobillo
antes de marcharme a la cama
ahora que el sueño
me había vuelto a vencer




Poema y foto inéditos de Voltios.

30 comentarios:

Mercedes dijo...

Qué cosa tan misteriosa es el insomnio, que nos roba el sueño y la vida; que nos hace ser zombis día y noche.
Un abrazo.

Calipso dijo...

La verdad Angel, me ha gustado este poema, porque es un poema dulce, a pesar del transfondo amargo del imsonnio.
Me gusta la mezcla.

Un abrazo!!

pepe pereza dijo...

¿También eres insomne? Ya somos dos, carajo.
Poema cojonudo.
Un abrazo

Luisa dijo...

Siempre con la libreta y el bolígrafo a cuestas. Es curiosa la dilatación del tiempo cuando se está de vigilia. Los sonidos que nos rodean se hacen más nítidos y todo adquiere una extraña pátina irreal. Me ha gustado.

Un beso, Voltios.

Antonio Ruiz Bonilla. dijo...

A mí me sucede todo lo contrario, me quedo dormido antes de llegar con la cabeza a la almohada. Aunque seguro que más de una vez te has alegrado de haber estado consciente.
Un saludo

Jose Zúñiga dijo...

"y con los ojos cargados
de recién despierta..."
¿Sabes? Veo un tono para mí novedoso en este poema. Y me gusta.

Ada dijo...

Soy insomne desde hace... uff! ni me acuerdo. La imagen me es familiar, no esta concretamente, sino otras similares. Dormir poco a veces es algo que nos vuelve intranquilos y asustadizos, sin embargo a mí no me importa, intento sacarle provecho, le exprimo todo lo que me dan de sí las horas nocturnas, es como atesorar minutos de vida.
Bello poema.
Besos

Castorin dijo...

Buen poema Ángel. Por cierto, qué mejor momento que ponerse a escribir de noche y sin ruidos.

Un abrazo, nos leemos.

Jorge dijo...

Buen poema!
El insomnio es una putada,pero si trae poemas como este...que vuelva la madrugada,alguna vez,a pillarte despierto y con una libreta en la mano.

Un abrazo.

Begoña Leonardo dijo...

Yo también soporto la tortura del insomnio. Este poema de lo cotidiano me ha parecido tan tierno, con esas pinceladas domesticas tan reconocibles. Gracias, un besito.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Emocionante y tierno.
Me sentiré un poquito más acompañada a las cinco de la mañana.
Un beso

ana sáenz dijo...

el insomnio suele ser compañero de las noches oscuras, me gusta cuando dejas pedacitos de ti

un beso

Javier Pascual dijo...

vaya, cuanta gente no dormimos bien, eh?
Es muy tierno, aun teniendo en cuenta que el insomnio, normalmente, no tiene muchas cosas buenas.

Mirándolo por el lado bueno, así el día 30 ninguno nos quedamos dormidos, jejeje.

Un abrazo.

Javier Belinchón dijo...

Me encanta el final. Muy bueno, Voltios.

Un abrazo.

Voltios dijo...

la verdad es que sí mercedes, pero también es bueno no desesperarse en esas horas y saber sacarle partido, cuesta al principio, pero si lo terminas logrando es provechoso.

Voltios dijo...

gracias paz, es lo más parecido a algo tierno, dulce, cariñoso o como quieras llamarlo que se me ocurre a día de hoy.

Voltios dijo...

joer pepe, vamos a tener que hacer una asociación de peña insomne porque gracias a este post estamos descubriendo que somos más de los que creíamos, al menos yo.

Voltios dijo...

mil gracias luisa, pero mil gracias, eso que dices es cierto, de noche, en vigilia, con atención, parece que todo se vuelve más irreal, y lo que nos envuelve está más próximo, más al alcance de la mano para usarlo y escribir, o pintar, o componer, o lo que sea....

Voltios dijo...

que suerte antonio. yo, alguna vez, también me sucede eso, que caigo redondo en la cama y no despierto hasta el día siguiente, ya te digo que alguna vez, pocas pero que muy pocas, eso sí, cuando despierto al día siguiente habiendo dormido toda la noche, es una bendición.

Voltios dijo...

viniendo de ti zuñi, me lo tomaré como algo más que un elogio. gracias amigo.

Voltios dijo...

ada, es lo mismo que llevo diciendo todo el rato y llevas razón, tenemos que aprovechar ese tiempo que se nos otorga y no tirarlo desesperándonos, que si te soy honesto, es lo que me sucedía al principio, vueltas y más vueltas en la cama intentando dormir, y al final, lo mejor es ponerte a hacer algo y el sueño viene solo.

Voltios dijo...

es cierto castorín, pero a veces me gustaría tanto dormir del tirón siempre, jejejeje, un abrazo fuerte amigo y te sigo visitando en tu sitio.

Voltios dijo...

gracias por el elogio jorge colega, siempre tengo mi libretilla y mi boli en la mesa de noche, por si las moscas. jejejejeje.

Voltios dijo...

lo que le decía a pepe, bego, haremos una asociación de poetas insomnes, seguro que tantas horas como tenemos sacamos provecho y jugo al asunto. como siempre mil gracias por tus palabras que sabes las valoro un güevo.

Voltios dijo...

ana perez, tú si que eres tierna, el post de más abajo, con tu poema y el montaje de patty es para arrancarte alguna lagrimilla, te lo juro. un fortísimo abrazo.

Voltios dijo...

eso de pedacitos de ti, me ha encantado ana, gracias, y sí, es lo más tierno que se me puede ocurrir.

Voltios dijo...

javi, colega, jajajajaja, eso intentaremos aunque nos entre el sueño, no quedarnos dormidos. fuerte abrazo tío.

Voltios dijo...

señor belinchón, sus palabras son muy de valorar, lo sabe, gracias, y que te guste el final me alegro, fue quizá lo que menos me costó hacer del poema, porque es una imagen muy real y muy diaria.

Santiago Bertault dijo...

Me acordé de un libro de fotos y poemas que regalé hace poco que lleva por título:

Con la lucidez atroz del insomnio

Un abrazo

Voltios dijo...

La verdad, santi, el insomnio es lo que tiene, ese estado de vigilia te hace estar y sentirte más lúcido, un fuerte abrazo.