martes, 18 de mayo de 2010

POEMA DESDE VIENA PARA DAVID G. Y CLARA SILVESTRE

Buenas noches a tod@s desde donde me encuentro. Llevo días ausente y no me olvido de vosotr@s, pero me gustaría que supieseis que os leo, siempre que puedo y encuentro wifi, y no os dejo comentarios, y muchas veces me gustaría, porque el cansancio me puede a raudales.

Lo que sí voy a hacer es dejaros con un poema inédito, escrito estos días, que os lo dedico con todo el corazón del mundo. En cuenta vuelva a mi ordenador de sobremesa estaré en los corazones de tod@s, de verdad.

en viena

mugre
cagadas de pato
y alguna litrona
decoran
en el Standpark
a Schubert
o Strauss

un tío
toca el acordeón
tratando
de imitar
con su ruinoso instrumento
compases
y notas caducas

le echo un pavo
más que nada
para tirarle una foto

suelta una perorata
medio inglés
medio español
sobre el músico
que pudo ser
y no logró

trata de hacerse colega
y me saca una birra
en un puesto ambulante

un hasta siempre

detrás
un matrimonio francés
le da una moneda

vuelve
con la misma película
de vida truncada
para sorber más cerveza

a Strauss
un pato
le caga
en las cuerdas
del violín


A David González y Clara Silvestre, por los momentos que pasan

Texto inédito de Voltios

P.D: Os agradezco comentarios y seguimientos, de verdad, mil gracias, en dos días estoy en casa con normalidad, pero quería compartir esto con vosotros, y ya entraré por vuestras casas, aunque no me deis permiso.

Voltios dixit.

10 comentarios:

Javier Belinchón dijo...

Un abrazo, compañero.

Nos vemos.

alfaro dijo...

Otro abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

Pásalo bien. Viena, para un melómano como yo, es como un pereginaje.
¿Vuelves para el viernes? Traeme un violín.

Orologiaio dijo...

Un placer leerte, siempre.

Viena... la envidia me corroe.

Begoña Leonardo dijo...

Un poema triste pero real, cómo tú sabes regalar...
Disfruta.

Besitos.

Jorge dijo...

Qué envidia…Ya le dije a M., pasadlo muy bien y disfrutad mucho de Viena. Y a la vuelta, nos contáis :). A ella no sé…pero a ti creo que te veré el 29, no? ;)
Cuidaros. Un abrazo enorme.

Bletisa dijo...

No sé que haces en Viena pero no se te ve muy feliz.
Del poema se desprende una tristeza enorme y cansancio.
en fin....

pepe pereza dijo...

¡Viena! Que cabronazo, y nosotros aquí currando como esclavos.
Muy bueno el poema.
Para entrar en mi casa ya sabes que guardo la llave debajo del felpudo así que entra sin llamar, eres bienvenido siempre.
Abrazo

emilio dijo...

Muy bueno... tu estilo propio.

Espero que lo estes pasando genial, un abrazo.

virgi dijo...

¿Ves? y estuvimos en Viena hace dos años y no llevé la cámara...a veces me aburre cargar tantas cosas, prefiero ir "con una mano alante y otra atrás".
Tampoco la hubiera visto con tus ojos de poeta.
Disfruta, más besos