lunes, 26 de octubre de 2009

DE CADA CUAL



















asuntos


entre el cajero y yo
se interponía
un abuelo
que acudía
como todos los primeros de mes
con su libreta
a comprobar
el cobro de la pensión

llegado mi turno
tomé asiento
ante el cobrador
para darle la pasta
mientras el viejete
todavía dentro del banco
sumaba con los dedos
sí todo estaba en orden

el trajeado
el engominado
me preguntó
varias historias sobre la transferencia
sobre quién era el destinatario
cuál era el precepto
y demás chorradas

en realidad
no esperaba ser sincero
y contar
que era para un amigo
un buen amigo
el poco dinero que le mandaba
un colega en paro
ahogado por la puta crisis
y que merecía recibir
un pedazo
de lo que de momento
a mí
me sobraba

el anciano
giró en redondo
incrédulo
ante mis explicaciones
dándole tiempo a escuchar
como el memo del cajero
me recomendaba
tratando de ser mi colega

no jodas
yo no haría ésto
que se busque la vida
como haces tú
no?

el pavo
no tuvo tiempo a reaccionar
ante mi salivazo

ingresa la pasta
y métete en tus asuntos

en ese instante
el vejestorio
salió del banco
con su libreta
y sus asuntos

mientras otro
pugnaba
con la difícil puerta
hasta que yo le abri

camino de mis asuntos



Foto y texto de Voltios.

18 comentarios:

☆Vale dijo...

Muy bueno

Anónimo dijo...

A esto me refiero cuando digo que es poesía de andar por casa... impresionante como puedes hacer de la vida diaria algo tan precioso.

Un abrazo de tu hermano.

Begoña Leonardo dijo...

Está muy claro, cada quien es cada cual... Me encanta la forma tan directa y tierna que tienes de disparar.

Arrumacos.

AnaSáenz dijo...

pienso igual que anónimo, tu poesía es una realidad cotidiana fantástica

un beso ángel

La abuela frescotona dijo...

como me gustaría charlar contigo,frente a dos chatos de semillon,seriamos buenos amigos querido voltios,eres genial....te abrazo

Julio Vegas dijo...

Un esputo a tiempo no tiene precio!

Calipso dijo...

En ese instante...

Voltios, realmente, pintas el instante, y te marchas camino de tus asuntos, y nos dejas asi... a la espera quizas o en un silencio reflexivo, que verdad mas grande dices, asi como el que no quiere la cosa, metete en tus asuntos.

Muy bueno Angelillo.

Un abrazo

Javier Belinchón dijo...

Con un par, Voltios. Cuanto tonto suelto por ahí... Me encanta la cantidad de historias que sacas en los cajeros y en los bancos jeje.

Un abrazo.

u minúscula dijo...

hola! te tengo que mandar un mail para contarte como cambiar la dire del blog. querias hacer eso, no? creo que hablamos de eso

un beso. gracias por tus mensajicos. me hacen mucho bien. que yo empiezo a rodar y sólo digo barbaridad tras barbaridad
bendito sea el azar, sí

ynada, que tenia yo un dia muy tonto. un beso. u otro

Voltios dijo...

gracias valen.

Voltios dijo...

otro abrazo willy, sin comentarios.

Voltios dijo...

así es bego, trato de tirar a dar, y nada de balas de fogeo. jejeje, un abrazo.

Voltios dijo...

gracias ana, me gusta que la cotidianeidad que trato de plantar en los versos os haga sentir algo

Voltios dijo...

sería un auténtico placer abuela, te lo juro un auténtico placer, recojo el guante y si alguna vez en la vida tengo la suerte de conocerte en persona no dudes que tomaré esa copa de vino contigo.

Voltios dijo...

efectivamente julio

Voltios dijo...

paz, mi remanso, me encantan los comentarios que dejas en mis post, voy a terminar haciendo una colección para hacer algo con ellos el día de mañana, mil gracias.

Voltios dijo...

pues si javi, no queda otra muchas veces, antes no era así, pero la vida me ha ido dando alguna que otra hostia para ir sabiendo que las narices o los cojones debo sacarlos cuando es preciso.

Voltios dijo...

nada rebe, nada que todos tenemos días tontos, y ánimo que sólo siga poblando la ilusión