martes, 6 de octubre de 2009

POETAS: ANA PÉREZ CAÑAMARES




















A Ana no tengo el gusto de conocerla en persona, como a otros muchos que conozco a través de blogs y en la red. He contactado con ella, sobre todo a través de algún que otro comentario en los post y poco más.

Su blog es una fuente infinita de información cultural, una ventana abierta de par en par para mantenerse actualizado, al día: http://elalmadisponible.blogspot.com/


Además, Ana, es poeta. Muy buena poeta. Lo puedo decir con justicia tras haber leído su poemario, enterito: La alambrada de mi boca, publicado por Baile del Sol. Este poemario, como mucho de lo que hace Ana, es intimista, real, duro (ya sé que siempre digo lo mismo de lo que leo, pero es que la poesía que me gusta debe sonar así), con continuas alusiones a la figura de su madre, familia o el hombre. Un lenguaje nada complicado pero con una musicalidad tremenda.

Os aconsejo, con el corazón en la mano, dejaros caer por su blog, es bueno y ella os recibirá gratamente. El enlace del blog lo he dejado más arriba.

Ahora un poema del libro mencionado para tener una visión más completa (he de decir que no es su única publicación, tiene muchas más):


HIJO MIO

Que soy libre, me dicen.
Pero si quisiera tener otro hijo
tendría que llevarlo al Banco de la esquina
porque suya es mi casa.
Mi niño llamaría padre al director
y madre a la cajera
aprendería a andar con una silla de oficinista
dormiría en un cajón del archivador
y yo sólo sería un pariente lejano
que le sonreiría desde mi puesto en la cola.
Me pasaría de vez en cuando con la excusa de ampliar la hipoteca
sólo para ver qué tal me lo crían
cómo le afecta el aire acondicionado
si sabe poner un fax
y si el director le regala un juego de sartenes
por su cumpleaños.































Por cierto, es una de las 23 Pandores. Por si no quedaba claro.


Voltios dixit.

8 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

realidad de muchos hogares y parejas cercados por la economía,tambien coartan sus posibilidades afectivas al tener que planificar su familia como si fuese la compra de un mueble, muy triste,muy real,muy didactico para los estados que deben protegernos como familia y base social. un abrazo

escalera de caracol dijo...

no conocía a ana, gracias a ti ahora sí, el poema es estupendo, un grito a la sociedad que nos rodea

besos, ángel

Javier Belinchón dijo...

Tío, Voltios, me lees el pensamiento. Hace dos o tres días me pillé el libro de Ana y me lo estoy bebiendo poco a poco. Me recuerda bastante (de hecho sé que le encanta y hay una cita de ella en las primas páginas) a Sharon Olds, la poeta norteamericana (la que cuelgo hoy en el blog).

Yo también lo recomiendo.

Y, ya que estoy aquí, te digo que me ha gustado mucho tu poema, el de con clase, está de puta madre.

No te vayas a lesionar en el partido ehh jejeje que si no te quedas sin Inverso...


Un abrazo.

Un abrazo y no te lesione

Angel dijo...

abuela, pues así es ana en su poemario, te recomiendo que si tuvieses oportunidad, te hicieses con él.

abrazos.

Angel dijo...

de nada ana, y me alegro de haberte descubierto algún poeta/poetisa que desconocias.

es buena, ya lo irás viendo.

abrazos.

Angel dijo...

Habra telepatía o algo así javi, jejejeje.

Si, en realidad es buen libro el de Ana.

Muchas gracias por el comentario del poema y tendré cuidado con las espinillas, jejeje.

Ana Pérez Cañamares dijo...

Gracias, Abuela, Escalera, Javier, y sobre todo, Ángel. Os estoy muy agradecida por los comentarios. Javier, lo de Sharon Olds me ha llegado aquí! (véase: dos golpecitos en el pecho a la altura del corazón). Ángel, mil gracias por tus palabras, si los poemas te han llegado "intimistas, reales, duros", con lenguaje no complicado, pero con una musicalidad que busco constantemente, es que, chico, tú y yo vamos a entendernos. Con muchas ganas de conoceros, espero que nos veamos en Inverso. Abrazos

Angel dijo...

De nada y un placer Ana, andaré por allí, por el Inverso.

gracias