miércoles, 28 de octubre de 2009

DE TRAPO

















palabritas de trapo




huellas circulares
sobre la mesa de cristal
recordaban
las cervezas
y resfrescos de cola
que sin posavasos
antes
la habían marcado

ninguna voz
era más alta
que otra

sólo
mis primas
mellizas
en esa edad
donde
la lengua de trapo
es su única
fuente de expresión
balbuceaban

mi madre
incorporándose
nos indicaba
a los demás
con ese gesto
que abandonábamos
la casa de mi tío

su hermano

también
los otros dos
tíos míos
nos agasajaron
con bebidas
y berberechos
aceitunas
y patatas de bolsa

pero llegado el momento
ninguno tuvo los cojones
de quedarse con mi abuela

su madre

éso
era un coto
según ellos
reservado a las mujeres

mi madre

cuando los cuatro
y no te voy a repetir
los cuatro que éramos
salíamos
por la puerta del salón
del pedazo de chalet
del capullo de mi tío
(el más pequeño)
empujados
por el mismo silencio
que en las dos casas anteriores

de la melliza
la más calladita
salieron
palabritas de trapo

bubu quédate

en algo
aquella enana
ganaba a su padre

en expresar
al menos
el sentimiento real
que albergaba





Foto y texto inédito de Voltios.

20 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

los niños solo saben de sus necesidades...imaginas la soledad de esa niña sin ti ? te abrazo Volt

Javier Belinchón dijo...

buen poema. Destaco los ocho versos del final.

Gracias, voltios, por pegar uno de mis poemas en tu blog. Gracias. Gracias.

Un abrazo enorme.

pepe pereza dijo...

Digo lo mismo que Javier, buen poema, sobre todo al final.
Un abrazo

LUMPENPO dijo...

Qué orgullo de padre y qué niña... bubu quédate, en el resumen de las cosas.

Anónimo dijo...

Voltios, yo creo que sé por donde quieres tirar con este poema, más que nada porque lo vivo día a día la asuencia de las palabras de nuestra prima... nadie le dice ahora bubu quédate... pero mejor, la bubu se queda con nosotros, donde está acogida, querída y apreciada.

Ves? de nuevo haces de algo mezquino, asqueroso, odioso en su momento, algo maravilloso, eres único hermano.

Un abrazo.

AnaSáenz dijo...

me ha gustado mucho, me ha parecido estar observando un capítulo de tu vida

un beso

alfaro dijo...

Me ha gustado desde el principio, el poema enterito, iba leyendo a ver qué pasaba hasta llegar a ese final...voy a llamarlo...bubiano,
enn honor a la lengua de trapo,
un abrazo.

Calipso dijo...

Voltios, duro, como siempre, y tierno, como esas palabritas de trapo.

Me quedo con el contenido y con el titulo.

Un abrazo.

Bletisa dijo...

Angel, has expresado perfectamente tu sentimiento ante esa situación familiar intensa en emociones diferentes, personalísimas e íntimas y lo culminas con la voz de un niño. ¿Es poesía la voz de ésa voz?
Tu escrito no es un poema y a ver si lo entendemos todos de una vez.

Muchos abrazos.

Voltios dijo...

pues abuela, que quieres que te diga, no es que me lo imagine, es que esa soledad sin mi existe, en fin.

Voltios dijo...

nada javi, un fuerte abrazo y hasta mañana.

Voltios dijo...

que gusto verte por aki de vez en cuando pepe, ya sé que con el curro andas liado, pero es un gusto.

Voltios dijo...

pues sí, lumpenpo

Voltios dijo...

ay willy, maricón, un abrazo tremendo bro

Voltios dijo...

un capitulo ana, y muy real,

Voltios dijo...

alfaro, pues sí es uno de los muchos capitulos de mi vida, como otros más que hay y como todos tenemos.

Voltios dijo...

gracias calipso, muchas gracias, un abrazote.

Voltios dijo...

es un sentimiento ble, así es, y por lo de poesía, puf, que quieres que te diga, remitámonos al verso de becquer

qué es poesía?

CARLA BADILLO CORONADO dijo...

Ayer puse mi comentario, pero hoy no aparece (quizá lo soñé y en realidad no sucedió, sule pasarme)... en todo caso dejo mi huella, para ratificar con tu poema que la poesía tiene la virtud de sacar cosas bellas aun de las miserias.

Un abrazo, Ángel. Y gracias por dejar tus huellas en mi tierra virtual.

Voltios dijo...

mil gracias señorita carla, el placer es mío por verla aparecer por mis tierras, mi blog, mi espejo, gracias por sus huellas, su impronta en mi arena, un abrazo, voltios.