miércoles, 7 de octubre de 2009

SOLARES

















la platanera



no reuníamos
el valor suficiente
para adentrarnos en él

era terreno hostil
y con esa clase de términos
nuestras madres
trataban de alejarnos
de un
más que probable
mal encuentro

el caso
es que el nombre
no producía pavor alguno

la platanera

así de sencillo

se trataba de un descampado
de los que hoy no existen
en decenas de barrios

lugar donde dejar
sin ataduras
mentes pueriles libres

servía de campo de batalla
para conflictos
entre vaqueros e indios
ejércitos
o isla del tesoro

y digo tesoro
porque en las pocas incursiones
siendo muy críos
monedas
cromos
o chapas
tal vez dejado por otros
se acunaban
en nuestros bolsillos

hasta que fuimos descubiertos
los cuatro
volviendo de una correría
por mi madre
que tornaba del ultramarinos

no volví a pisarla

la platanera

mis tres amigos sí
tiempo después
tal vez
a los quince
o dieciseis años

para seguir peleando
con palos
con tubos de hierro

golpeando
con saña
las almas débiles
de los yonquis

los que por cojones
debían atravesar la platanera
para ir a buscar la droga
en el poblado de más abajo

pese a que sus madres
supiesen lo que hacían


Foto y texto inédito de Voltios.

21 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

querido amigo que nostalgias de ese "campito" como llamábamos aquí a un lugar como el que describes, nuestras madres también nos prohibían ir,ahora por la pauperisacion de las poblaciones urbanas y hacinamiento ya no existen, gracias por tan nostálgico poema. te abrazo

Calipso dijo...

Dices: golpeando con saña almas débiles...

Y salpica la sangre mi rostro al leerlo.

Dices: no volví a pisarla

Y yo irremediablemente me alegro.

Mi chico, como mezclas la ternura y la crudeza, me encanta.

Un abrazo

Javier Belinchón dijo...

Buen poema Ángel. Me encanta el final.

Un abrazo.

JUAN dijo...

Hola, gracias por el link y un abrazo. Espero verte en mi vino el 23.

Jose Zúñiga dijo...

Ultramarinos... Ya ni me acordaba. De las madres silenciosas, sí.

alfaro dijo...

Es la realidad, es la vida, la vida dura...

anaSaenz dijo...

los solares vacíos de ayer son los edificios altos de hoy

muy bueno ángel, pasa un bonito finde

Rémora dijo...

Buen poema saludos!

Begoña Leonardo dijo...

Me pellizca la realidad de nuevo en esta mañana con un sol currándoselo por estar presente, y esa realidad como es habitual se llama Ángel Rodríguez, "Voltios" Gracias.

Arrumacos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Voltios dijo...

Eliminaré, no por su contenido, pues él solito se delata el muy cobarde, los comentarios anónimos como he hecho, acaso adolfo, te da miedo dar la cara y que se sepa que eres tu? Ya te lo dije macho, si lo que lees no te gusta.... puerta.

Y no me toques mucho las narices que soy hombre de poca paciencia y muy mala hostia.

Voltios dijo...

de nada abuela, gracias a ti por seguir apareciendo en este mi blog y dejarme tus nostalgias también. mil abrazos.

Voltios dijo...

calipso... esto, paz me gusta ese comentario de mezclar crudeza y ternura, si te soy honesto no pretendía lograr eso, o al menos no era mi finalidad, era soltar esta historia que llevaba dentro desde peke, pero es cierto, se aunan dureza y ternura.

un besote.

Voltios dijo...

Gracias mil señor belinchón, me alegro que te guste el poema y su final, jejeje. un fuerte abrazo amigo.

Voltios dijo...

No tengas dudas juan de que haré lo posible e imposible por ir a tu vino, y gracias por pasarte por mi blog a saludar.

Voltios dijo...

suena tan antiguo lo de ultramarinos a época de "cuéntame..." y demás que parece no existiesen, pero hubo un tiempo en el que sí, maestro zuñi.

un fuerte abrazo y te reitero las gracias por colgarme en tu otro blog.

Voltios dijo...

pues sí alfaro, no sé contar las cosas ni hacer poesía de otra manera, al menos de momento.

Voltios dijo...

gracias ana, y sí las constructoras, la malversación de fondos y todas esas cosas que escuchamos en la tele, como también la especulación urbanística y demás, terminaron con nuestros solares.

un beso y buen finde para ti también.

Voltios dijo...

gracias rémora, muchas gracias, me alegra verte por aki y que te guste lo que hago.

Voltios dijo...

a ti bego, mil gracias a ti, como he dicho en el post de más arriba, no sé hacer poesía de otro modo. un fuerte abrazo guapa.