martes, 18 de agosto de 2009

SONETO DEL AMOR OSCURO








SONETO DE LA DULCE QUEJA

Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua y el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas; y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla,
para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi otoño enajenado.


PENSAMIENTOS

Al escribir este poema como recuerdo de la entrada anterior, no puedo dejar de acordarme de una cosa que marcó el modo en el que me expreso y escribo a día de hoy.

Cuando la poesía me atrapó con su magnetismo, calculo tendría unos catorce años, era un ávido léctor de los clásicos ( entre ellos García Lorca), de modo que mi escritura, mis versos estaban plenamente influidos por Neruda, Machado, Alberti y un largo etcétera.

Realmente expresaba lo que sentía pero de un modo un tanto mecánico, buscado a posta diría yo. No fluía la espontaneidad, lo natural, no me ceñía a la vida misma.

Tuvo que suceder. Un día, en un garito cerca de donde ahora vivo, llevé algunos de los que creía por entonces (mis mejores poemas), muy Lorquianos me dijo el dueño. Era cierto. No me dejó leer en su cafetería por ser excesivamente Lorquiano o Albertiniano o como coño quieras llamarlo.

Años después, un par de colegas me dijeron que mi obra era muy "Perito en Lunas" , como Miguel Hernández en sus inicios.

Sabía lo que llevaba dentro pero no conseguía sacarlo de un modo, no actual, aunque esto es importante, más bien de un modo propio.
Realmente no sé sin tengo voz propia o no. Escribo lo que me parece, cuando me parece y como me parece, lejos de aquellas primeras reminiscencias de las que no huyo en absoluto.

Con toda esta parrafada y este poema de Lorca, vengo a recuperar una poesía que aunque si antigua, no está desfasada. Bien es cierto que son muy pocos los que se atreven a escribir así, pero a quien no le gustaría recitar el poema de arriba a una tía, una noche de copas, para tirarse el pisto, o por un sentimiento real...
... yo lo hice, y no me fue nada mal, ¿verdad Mayte?

Me gusta releer de vez en cuando los clásicos, aunque para mi Bukowski también lo sea y esté reciente en el tiempo. Cuando digo esto, lo hago por diferenciar a los consagrados de los que se abren paso y luchan por hacerse un hueco. Hablo de gente como David González (díficil hacer poesía protesta estando ya él), Deborah Vukusic, Gsus Bonilla, Kebran, Sáfrica, Tena, Jose Ángel Barrueco, Javier Das, Bolo, Sergio Cruz, Alfonso, y un largo etcétera.

Poetas nóveles y no tan nóveles, de la generación blog, que no están consagrados, tal vez como los clásicos, pero dad tiempo al tiempo y os sorprenderéis, conmigo ya lo han conseguido.

Voltios dixit.

1 comentario:

AuROraZa dijo...

Mis saludos Angel!

Los artistas teneis pasión, de eso no me cabe la menor duda.
He leido algo de David González, está más allá de mi vocabulario.

Leo bastante a Barrueco(hará un dos meses que descubrí su blog)pero ese chico es una máquina con el blog, si pudiera hacerle un comentario me gustaría preguntarle si realmente tiene tiempo de ver todas esas películas o sólo sus trailers; si es capaz de leer todos esos libros o sólo lee los resúmenes. Porque es increible que una persona con un cerebro normal sea capaz de asimilar toda esa información, o quizás sí, sólo una persona, Barrueco. Increible. No puedo seguirle, dejaría de leer a nadie más, no tengo tanto tiempo disponible.

De Javier Das leí algo en el blog de Barrueco, de los demás, ya indagaré.

José Sacristán es uno de mis actores españoles preferidos ;)él y su arroyadora personalidad; y su voz por supuesto.

Animo!!!! a todos los nuevos nóveles que ahora están en la sombra...sois el futuro ...¿qué será de la literatura sin aires frescos?

Un abrazo y siento lo de tu chica...Más ánimos Angel!! y como dice un querido amigo mío:

"palante"