viernes, 21 de agosto de 2009

Un poema de Javier Belinchón

LA TELEVISIÓN Y YO



La televisión vomita
y yo vomito cuando miro
su rostro pixelado

nos queremos

la televisión y yo nos queremos

cada día menos



Un poema de Javier Belinchón sacado de su Blog: Tinta en las manos.

3 comentarios:

AuROraZa dijo...

A huevo!

Lo siento, :) ya sé que esta cita del querido Groucho Marx está muy vista, pero el poema me la ha traido a la cabeza muy gratamente y no he dejado de sonreir.

"Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro."

Además, hoy podemos subrayar al final...o simplemente bloggeo por la red.

Un abrazo Angel

Angel dijo...

Pues sí, hoy en día, la tele no tiene unos contenidos apropiados para nadie. Donde está barrio sésamo,
el hombre y la tierra, o un largo etcétera.
Ahora todo es Belén Esteban, Corazón, María Patiño, Carmele y algún que otro personaje más, acomplejado, con título tombolero de periodista, y crecidito por la mierda de audiencia. En fin.

Un abrazo Aurora.

AuROraZa dijo...

Sí, la crisis también se refleja en la tele.

Está no se queda sólo con el empleo, también consume corazones.

"Los contenidos" es uno de los futuros inciertos que se barajan en publicidad para ofrecer alternativas a esta crisis.

Muy bien decimos todos, pero ahora vamos a hacerlo...los buenos contenidos se forjan a base de buenos talentos..."otro gallo cantará" porque se han dedicado de lleno a enterrar a esos talentos y de largo a fabricar sólo tristes envoltorios.

Espero que no tengamos que comernos esa mierda que han amasado durante tanto años, ésa de la que comía García Marquez (poema inédito-Hormigas)

El día que encienda el televisor y vea buena publicidad engrandeciendo grandes contenidos, ése día volveré a sentarme con élla a tener una charla.

Más muakas,
Aurora

En fin, que te voy a decir que no sepas.