viernes, 11 de septiembre de 2009

MORALMENTE LO DEBÍA












La vida como en un teatro


Se fué a vivir cerca de la mar,
como decía Alberti.

No por gusto,
era Guardia Civil,
casado,
destinado en Madrid,
y con los padres
viviendo a un palmo.

La mujer fue,
al parecer,
la que no supo adaptarse
a la urbe.
Asturiana.

Sin importarle,
cargaron bártulos
hacia el Norte.

Me lo contó
su madre,
su padre llevaba
mudo meses.
Participaba con ambos
en un grupo de teatro aficionado,
de ahí que sepa la historia.

El día del estreno,
una de Muñoz Seca,
ya sé que es un clásico,
pero nuestro público
no cumplía ninguno los sesenta,
faltaron ambos.

Tuvimos que sobrellevar
la obra como se pudo.

A la semana,
les vi paseando,
cogidos de la mano
y cabizbajos.

Él ni me miró.
Ella en un suspiro
fue breve.

Se lo comió el mar, Ángel, hijo.

Hablaban de un paseo temprano,
cerca de algún acantilado,
y de alguien que pudo ver como
se tiraba.

No voy a inventar jodidas historias
de lo que pudo o no pasar.

Sólo te digo,
que desde entonces,
nuestro grupo,
el de teatro,
perdió dos buenos actores,
y ellos,
Emilia y Ángel (tocayo mío),
al protagonista de sus vidas.



Inédito de Ángel Rodríguez (voltios). Foto también de Voltios.

8 comentarios:

AuROraZa dijo...

MUy muy bueno!

Como diría tu amigo Javi Belinchón...COJONUDO.

Te superas voltios...ya vas cuesta abajo, cómodo, pedaleando sobre tus poemas...Te veo.

Saludos.

Angel dijo...

Joer, gracias por las palabras aurora, de veras.

Bibiana Poveda dijo...

hay historias que no se pueden inventar. y hay hechos que sólo una sensibilidad de gran Voltaje pueden contar.
abrazo, angelvoltios!

Angel dijo...

Gracias bibiana, y he de reconocer que cuando en su momento traté de escribir estos versos, al enterarme del asunto, no puede, te lo juro, y de esto hace más de un año. Sin embargo, el otro día, una semana más o menos, encontré las fuerzas o lo que narices sea para escribirlo tal cual.

Es lo que tiene esto de escribir.

Gracias bibiana por visitar mi morada.

Javier Belinchón dijo...

Eso me ha pasado a mí con muchos poemas, Ángel, que he necesitado de una distancia prudencial para escribirlos o bien porque no entendía porque eso me había conmovido o bien porque no tenía palabras(como en tu caso) o bien por miedo a expresarme.

Buen poema.


Un abrazo (y haber si nos damos una vueltecilla por el Buko, Ángel... y leemos)

Voltios dijo...

Gracias javi, y la vueltecilla, en cuanto se pueda sabes que sí.

Jose Zúñiga dijo...

A veces resulta duro escribir. Pero libera. Yo he tenido temas guardados entre los dedos a veces años: acaban saliendo, Ángel

Abrazo..

Angel dijo...

es cierto zuñi, pero es así, tardan en salir pero cuando salen, salen de veras.

Un abrazo y buen fin de semana, aunque a estas horas sólo queda el domingo por disfrutar y la noche del sábado, si eres de los de trasnochar.


Mil gracias.